Alemania fue el primer país europeo que visitamos; te soy sincero, antes no me llamaba mucho la atención Europa porque sentía que siempre estaba llena de gente y que todo era caro. Viajar un poco por Alemania nos cambió la mente y entendimos por qué la gente en general viene a Europa: es lindo, no hay nada que hacer.

Llegamos un 31 de Diciembre del 2016 a las 8:00pm, luego de unos problemas de embarque en el aeropuerto de Estambul. No hace mucho se había eliminado la Visa Schengen para los peruanos, así que confieso estaba un poco nervioso de que me denegasen la entrada al país. Al llegar a Migraciones solo me preguntaron "¿A dónde iba y qué iba a hacer?", "Frankfurt y vacaciones" fueron mis respuestas y acto seguido ya tenía el sello de entrada. Cecy, como es costumbre, pasó como si nada por tener pasaporte japonés.

Y así fue que empezó nuestra aventura por Alemania, estuvimos pocos días pero les vamos a detallar qué hicimos en 2 ciudades: Frankfurt y Berlin.

FRANKFURT

Conocida también como "Fráncfort del Meno" es la capital económica y financiera de Alemania y la quinta ciudad más poblada. Frankfurt es una ciudad bastante extraña, por un lado es la capital financiera de todo Europa donde viven banqueros ricos, pero a su vez atrae a muchos turistas cada año y en la ciudad también viven muchos estudiantes y jóvenes.

Frankfurt puede sonar como una ciudad aburrida, pero en verdad cuenta con un manojo de cosas para hacer, desde museos hasta caminatas al lado del río Main. Pasamos Año Nuevo en esta ciudad y la verdad que fue muy lindo, aunque por momentos nos asustamos porque la gente suele reventar fuegos artificiales a libre albedrío. No es una buena combinación alcohol y fuegos artificiales.

Ya al día siguiente nos dirigimos a la Estación Central de Frankfurt para buscar algún lugar donde comprar abrigo. No tuvimos éxito. Encontramos un lugar dentro de la estación donde vendían chalinas y compramos una para Cecy. Almorzamos algo cerca de la estación y luego caminamos hacia Römerplatz, la plaza antigua de la ciudad. Por ser el día siguiente de Año Nuevo, no había casi nada de gente en la ciudad, así que básicamente la teníamos casi toda para nosotros.

 

Puente que cruza el Río Main.

Puente que cruza el Río Main.

Las calles de Frankfurt.

Las calles de Frankfurt.

Invierno alemán.

Invierno alemán.

No se olviden traer abrigo a Europa en invierno.

No se olviden traer abrigo a Europa en invierno.

Río Main.

Río Main.

Eiseng Steg, el puente de hierro más importante de Frankfurt.

Eiseng Steg, el puente de hierro más importante de Frankfurt.

Luego de una caminata bajo el frío clima alemán, llegamos a Römerplatz. Aquí aprovechamos a tomar unas fotos y explorar los alrededores, hay lugares interesantes como el Dom, Römerberg, el Eiseng Steg, el puente de hierro más transitado de Frankfurt; Hauptwache, el centro más concurrido; Alte Oper, la casa de opera antigua, entre otros sitios.

Römerplatz, la plaza antigua de Frankfurt.

Römerplatz, la plaza antigua de Frankfurt.

Nótese la cara de frío.

Nótese la cara de frío.

Frankfurt Dom.

Frankfurt Dom.

En un momento empezó a nevar y nos metimos a una cafetería cerca de Römerplatz. Ahí comimos un "Strudel de Manzana" increíble y un café para calentar el cuerpo. Salimos y seguimos caminando, escondiéndonos por ratos porque la nevada se hacía más fuerte.

Al día siguiente partimos a Berlin en tren desde la estación central de Frankfurt.

No suele nevar en Frankfurt, pero bueno.

No suele nevar en Frankfurt, pero bueno.

El real "Apfelstrudel".

El real "Apfelstrudel".

Despidiéndonos de la bella Frankfurt.

Despidiéndonos de la bella Frankfurt.

BERLIN

Cosmopolita, moderna y con una historia que no debería repetirse jamás. Berlín es la capital de Alemania y hogar de 4.5 millones de personas de más 190 países. Multicultural, seguro. La historia nos ha enseñado (a la mala) el significado del respeto y la tolerancia, valores que se viven día a día en esta ciudad.

Cafés, vida noctura; museos y arte callejero, Berlin sorprendió para bien. Les contamos qué hicimos en 4 días por la capital alemana.

Nos hospedamos por Couchsurfing en el departamento de Malte y Saskia, a solo 5 minutos caminando del Berlin Wall Memorial. La familia de Malte fue de la República Federal de Alemania mientras que la de Saskia fue de la República Democrática de Alemania, lo cuál fue un interesante comienzo para conocer ambas caras del muro en esta ciudad y cómo afectó a las personas en ese entonces.

20.png
21.png

Conocimos los rastros del muro de Berlín, cerca del Berlin Wall Memorial. Nos adentramos en el Berliner Unterwelten donde nos contaron sobre la historia subterránea de la ciudad y los búnkeres de la Segunda Guerra Mundial. Escalamos el Flak Tower Humboldthain, una montaña hecha artificialmente con los restos de las edificaciones caídas de la Segunda Guerra, tiene vistas increíbles y lo mejor: gratis.

Vistas desde Flak Tower Humboldthain

Vistas desde Flak Tower Humboldthain

07.png

Si quieres vistas tan buenas como la del Flak Tower, visita la cafetería "Skyline" en la Universidad Técnica de Berlin (Technical University of Berlin), donde comprando un café o un postre puedes contemplar Berlin desde lo más alto.

Vistas desde Technical University of Berlin.

Vistas desde Technical University of Berlin.

Vistas desde la cafetería "Skyline" en Technical University of Berlin.

Vistas desde la cafetería "Skyline" en Technical University of Berlin.

Uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad de Berlin es el Brandenburger Gate y muy cerca de ahí está el Monumento a los Judíos Asesinados en la Segunda Guerra Mundial. En este último por favor, guardar respeto y no subirse al monumento ya que es considerado una falta de respeto hacia los fallecidos.

28.png
09.png
29.png

Por el atardecer, nos dirigimos al área de Mitte y Alexanderplatz, donde podrán ver la Catedral de Berlin sobre el Río Spree, además de buenos bares, restaurantes y lugares curiosos para explorar.

También dense una vuelta por el "East Side Gallery", un proyecto de Graffiti donde intervienen parte del Muro de Berlín. Vas a poder ver obras de casi 118 artistas de diferentes partes del mundo al aire libre. No se pierdan cruzar el puente de Oberbanbrüke y explorar la zona cerca de la estación de Schlesisches Tor, aquí encontrarán una escena más residencial de Berlin donde los precios son más bajos y los turistas son escasos.

Catedral de Berlín sobre el Río Spree.

Catedral de Berlín sobre el Río Spree.

Parte del East Side Gallery.

Parte del East Side Gallery.

35.png
Área de Schleisisches Tor.

Área de Schleisisches Tor.

Si tienen tiempo, dense una vuelta por el Checkpoint Charlie. Ubicación que inspiró a varias películas como "The Spy Who Came In From The Cold", "Puente de Espías", "Good bye, Lenin!", "Octopussy 007", entre otros. Su valor histórico lo hace tan popular.

Checkpoint Charlie.

Checkpoint Charlie.


DATOS PRÁCTICOS

COSTOS APROXIMADOS

  • Precios de Hostels y Guest House: Cama en dormitorio compartido desde US$10 - $20.

  • Precios de Hoteles Económicos: Una habitación doble entre US$40 - US$60 . Los grandes hoteles a partir de US$80 la noche.

  • Precios de Comida: Existen los famosos Currywurst y Donür Kebabs que cuestan entre US$3 a US$5, siendo de lo más barato que encontrarás en Alemania. Los restaurantes económicos salen un aproximado de US$20 a US$25 por pareja y los caros entre US$30 a US$50 por pareja.

  • Transporte: Berlin está super bien conectado y tiene muchas opciones transporte público. Con tramos que empiezan en los 1.70 euros por 3 paradas en Tren.

 

TIPS PARA AHORRAR DINERO

  • Donür Kebabs - La comida del Medio Oriente en Alemania es de la más económica y rica.

  • Flix Bus - Alemania es una de los hubs principales de Flix Bus, una empresa de buses que opera en casi todo Europa. Comprando con anticipación los tramos de ciudad en ciudad pueden salirte más económicos que el tren. Y si coges el bus nocturno, te ahorras una noche de hospedaje.

  • Del Aeropuerto a la Ciudad en Frankfurt - La opción más conveniente en tiempo - precio son las lineas de tren S8 o S9, que por 4.65 euros te dejará en el centro de la ciudad.

  • Comer en los puestos de comida  - Comparado con otros países de Europa, comer en los puestos de comida callejeros es rico y barato.

  • Free Walking Tours  - Una gran opción para recorrer y aprender sobre las diferentes ciudades de Alemania a un bajo precio, solo hay que dejar propina. (Entre 5 a 10 euros por persona está bien)

  • Couchsurfing  - Muy aparte que te ahorras noches en alojamiento, conocer Alemania de la mano con los locales es una experiencia única. Nosotros nos quedamos con Malte y Saskia en Berlin, una pareja alemana joven; los mejores momentos en Berlin los pasamos gracias a ellos.

  • Anda al baño antes de salir a explorar  - Sí, los baños públicos tienen un costo de 1 euro mínimo. Hasta en los Centros Comerciales hay que pagar para entrar a los baños.

 

LO MEJOR:

  • Currywurst - Barato, delicioso y tradicional. No hay pierde.

  • La gente - Se tiene una imagen de que los alemanes son personas frías, sin embargo, muchos alemanes fueron super amables con nosotros. Empezando por nuestros hosts en Berlin.

  • Berlin - Esta multicultural ciudad es un museo al aire libre, con actividades pasando todo el tiempo; con restaurantes increíbles, con una vibra única. Sumado a una historia que nos enseñó las consecuencias del odio en la Segunda Guerra Mundial.

  • La puntualidad - Los alemanes son puntuales: sus trenes, sus buses, su gente. Todo funciona como debe funcionar.

  • Comida - El mix de sabores que puedes encontrar en Frankfurt y Berlin es increíble. Nunca comimos mal aquí.

  • Caminar sin rumbo fijo - Alemania tiene eso de que el simple hecho de caminar te permite descubrir la ciudad de una manera única y personal. No importa si te alojas en el mero centro o si estás alejado de la ciudad, camina. Descubre tu vecindario, entra a las bodegas, a los supermercados. Vale la pena.