Todos sabemos que viajar no es gratis; ahorrar es una tarea complicada más aún si recién estamos empezando a ahorrar nuestros primeros dólares; así que vamos a enseñarles que se puede viajar inclusive recibiendo el salario mínimo.

Para esto, vamos a poner de ejemplo un sueldo de S/ 800 - $246, para alguien que trabaja en Lima, Perú.

Primero que nada, si quieres viajar tienes que comprometerte. Viajar tiene que ser una de tus prioridades y algo que realmente quieras hacer, por lo tanto; necesitas compromiso. Felizmente el compromiso es gratis, así que si tienes esto, ya tienes un 50% asegurado para tu viaje.

¿Cómo comprometerte? Fácil, dejando de gastar en cosas que realmente no necesitas. ¿Fácil? Bueno, la verdad no. Pero es un sacrificio de dejar algo material para llevarte algo mucho más personal, algo que vas a recordar toda la vida. Apunta tus gastos y empieza a notar a dónde se está yendo tu dinero, una vez que lo localices, cámbialo y ahórralo.

Segundo, vamos a asumir que si tienes un salario mínimo vives con tus padres; así que los gastos de techo, lavandería, electricidad y alimentación, probablemente estén cubiertos. (Lleva comida de casa al trabajo). Hay personas que aportan con algo a casa, eso está súper bien. Imaginemos que eres uno de estos buenos hijos y dejas en casa S/ 100, para los gastos del internet al menos. Listo, te estás quedando con S/ 700.

Lo tercero es identificar tus gastos fijos e intentar reducirlos: tienes el plan de 4G con 15GB, cambia a uno menor; sales de fiesta todos los fines de semana, sal menos. Hagamos un supuesto que al mes, el celular te esté costando en un plan bueno y suficiente para lo que necesitas: S/ 100, la mayoría de los lugares de trabajo tienen Wi-Fi, así que aprovecha a sacarle el jugo ahí y guarda tus megas. Nos quedan S/ 600

No decimos que tengas que cancelar todos los planes con tus amigos, pero si empiezas a reunirte en casas en vez de discotecas o bares, tu presupuesto te va a durar más. Ponle que salgas 2 veces al mes, sábados y en casa de tus amigos: S/ 50 x 2 = S/ 100.

Nos quedan S/ 500. Lo siguiente es reducir los gastos de transporte, que imaginando sean S/ 1.20 por tramo, 3 veces al día (porque también me imagino que vas a estudiar), dan S/ 72 al mes. Reduciéndolo con nuestro presupuesto, tenemos: S/ 428.

Finalmente, le vamos a restar gastos misceláneos que siempre ocurren: una cena con amigos, materiales de la universidad, un taxi porque te despertaste tarde, un sánguche en un foodtruck; que nos van a dejar con un total de S/ 300 aproximadamente al mes. Casi $100.

Ahora, ¿dónde está el truco? Te vamos a dar un par de tips, sácate una tarjeta de débito que acumule kilómetros o millas, y paga todo lo que puedas con esa tarjeta. ¿Por qué? Porque cada consumo se puede convertir en kilómetros o millas que te acercarán a tu destino. 

Un tip más es; si trabajas en una empresa grande, guardar la grati. Ahí tienes 2 sueldos netos más que no necesitas gastar. Vamos a asumir que eres el mejor hijo e inviertes un regalo para tus papás y tus hermanos para Navidad, entonces si en gratificaciones deberías quedarte con S/ 1600 (1 sueldo por gratificación), te van a quedar S/ 1000.

La parte interesante: Las cuentas.

Ok, ahorraste S/.300 por todo un año; esto te va a dar un total de S/.3600 a final del año solo con ahorros de tu salario. Sumémosle la gratificación y la plata que por ahí recibiste en tu cumpleaños y navidad. 3600 + 1000 + 400 = S/ 5000

¡Felicitaciones, tienes S/ 5000 de ahorro de viajes!

Ahora te preguntamos, cuando compres tu pasaje. ¿Cómo lo vas a hacer?
Obvio, con tu tarjeta que te de kilómetros, (por ejemplo con la tarjeta del BCP LATAM Pass) así no solo sumas kilómetros, sino que si vuelas con LATAM, se suma esa distancia a tu cuenta. Redondo. Además si compras tu pasaje con la tarjeta tienes el seguro de viajes incluido (Al menos eso dice en el contrato y cuando te intentan vender la tarjeta).

Concluyendo, si hicieron las cosas bien, más o menos como les dijimos, finalmente a fin de año tienen casi aproximadamente $1600 Con ese dinero pueden ir tranquilamente de mochilero 1 mes a cualquier lugar de Sudamérica; o un viaje de una semana a Estados Unidos.

Bueno, ¡Ya no hay excusas!
El que no viaja es porque no quiere.

¡Feliz viaje! les desea: 'Estamos bien, má.'

16 Comments