Bueno les comentaré que estuve por las 'Floridas' hace unos días atrás. Y este post tiene un objetivo informativo acerca de las actividades que hice y que de repente, ¿quién sabe?, te animas a hacer. Este viaje que hice a Miami, fueron de 3 días, así que si estás pensando en hacer un viaje corto, espero que la información que estoy escribiendo te ayude, un poquito al menos.


Mi vuelo salió el domingo 24 de mayo, a las 0805am desde el aeropuerto internacional "Jorge Chávez", Lima hacia el Aeropuerto Internacional de Miami. Fui al aeropuerto con mi familia a las 0600 aproximadamente. (Trata de ir siempre temprano al aeropuerto porque la penalidad por perder el vuelo se aproxima a los $200). Para esto yo estaba "de boleto", por así decirlo, desde el viernes.

[Sí, el viernes trabajé, me fui a bailar en la noche, regresé a las 0330am, no pude dormir. El sábado hice mi check-in a las 8 de la mañana, fui a mi cita con la psicóloga, trabajé y fui a bailar, de nuevo.]

Sólo diré... Nunca más. No te recomiendo estar tan "trasnochado" antes de viajar. Quítense de la cabeza el "no importa, dormiré en el avión"; porque uno nunca sabe con qué o quién te puedes encontrar en el avión. En mi caso, estuve incómoda durante el vuelo por muchas razones: el sueño, el pasajero de atrás que pateaba mi asiento, la falta de batería en mi celular, etc. Pero la razón principal fue el aire acondicionado, soy tan friolenta que no puedo dormir si no estoy lo suficientemente abrigada, y obviamente para ir a Miami con la temperatura excediendo los 30 grados, uno no lleva un abrigo exactamente, solo un blazer delgado y, en lo personal, éste no fue suficiente. (Si eres friolent@, como yo, ya sabes..) En conclusión, no dormí las 5 horas y 26 minutos que duró el vuelo.  

Bueno, llegué a Miami con un poco de lluvia pero el calorcito espectacular. Viajé con dos amigas y una de ellas había hecho una reserva por internet, (www.booking.com), en el hotel "La Quinta Inn, North Miami", (7401 NW 36th St, Miami FL).  Lo excelente de poder reservar por esta página web es que uno puede pagar con tarjeta de crédito en el mismo sitio web o en efectivo una vez que se llega a las instalaciones. Además, se puede cancelar la reserva con 24 horas de anticipación sin costo alguno. ¡Ah! y nos mandaban notificaciones como: "¡Hola Jenifer, faltan 3 días para tu viaje a Miami!" Esto nos mantenía ansiosas y emocionadas mientras se acercaba la fecha del viaje.

Si están buscando algún lugar cerca a los centros comerciales y al aeropuerto, este hotel puede que satisfaga sus necesidades. Lo bueno de la mayoría de los hoteles en Miami es que tienen sus "shelters" o movilidades, que te transportan desde el aeropuerto hasta el hotel de forma gratuita (lo que sí, no es una obligación pero casi todos hacen es dejarle una pequeña propina al conductor por ayudarte con el equipaje, de $2 a más está bien visto).

El desayuno, en el hotel, también estaba incluido, el horario era desde las 7 hasta las 9 de la mañana, todos los días. Es auto-servicio con máquinas de jugos y café, con todo tipo de panes, mantequilla, mermeladas, cereales y yogurt. Los cuartos en este hotel son súper cómodos. Nosotras alquilamos uno con dos camas de dos plazas, televisor con cable y wi-fi; más que suficiente.

Hotel: La Quinta Inn North Miami, habitación doble.

Hotel: La Quinta Inn North Miami, habitación doble.

Al costado de nuestro hotel teníamos tres restaurantes; "Wendy's", "McDonald's" y "Denny's"; a parte de una pequeña área de comida latina. Después de caminar un buen rato para ver en dónde almorzaríamos, escogimos ir a Wendy's.
Ordené un "Spicy Chicken Caesar Salad", (ufff,  que rico que estuvo) y una Coca Cola pequeña. El aliño de limón que venía junto a la ensalada combinaba de maravilla con el picantito del pollo. Además, las bebidas son recargables. (Sí, a pesar de que te pidas una de tamaño pequeño). La máquina de bebidas es de auto servicio así que uno puede escoger el tipo de gaseosa o jugo que desee. Todo este combo me habrá costado menos de 7 dólares.

Al terminar de almorzar, nos bañamos y salimos para coger el shelter del hotel hacia el aeropuerto (ojo: esa es la única ruta que hacen), el recojo se coordina previamente con el recepcionista del hotel. Llegamos al aeropuerto y fuimos en busca del METROBUS para llegar a South Beach. Para ir al paradero se tiene que tomar el MIA MOVER del aeropuerto, ubicado en el tercer piso. Al llegar a la estación del MIA MOVER nos subimos al tren del lado derecho y nos bajamos en la estación de alquiler de autos. Este MIA MOVER es un servicio del aeropuerto, por ende es gratuito.
(http://www.miami-airport.com/cip_mia_mover.asp)

Al llegar a la estación de alquiler de autos bajamos unas escaleras y llegamos al paradero del METROBUS. El pasaje del está $2.65, ten sencillo a la mano porque el bus no da vuelto. Un dato interesante sobre el METROBUS es que algunos de ellos cuentan con wi-fi gratuito.
La ruta desde el aeropuerto hasta South Beach fue de aproximadamente 25 minutos, la parada de la famosa avenida "Collins" se llama LINCOLN ROAD.
"Collins avenue" y "Ocean Drive" son avenidas/calles bastante turísticas, si uno está buscando fiesta y lujo, estos lugares son ideales. Lo más impresionante, para mí, fue la cantidad de carros modernos que habían por esta zona, es como un show de música y motores a todo volumen. (Si supieran cuántos Lamborghinis vi ese día...) Otro factor impresionante para nosotras fue la vestimenta; nosotras fuimos en jeans, zapatillas, y politos, mala idea. A parte del calor que hacía, allá la vestimenta común son los bikinis. Sí, las chicas caminan por la avenida en prendas muy pequeñas. (Así que si tienes novio, no lo lleves aquí, jajaja) Tanto así, que por un momento pensamos que había alguna clase de competencia, mientras menos ropa mejor. Por lo que, con solo ver nuestra vestimenta uno sabía que éramos turistas "primerizas".

El tercer FERRARI del día.

El tercer FERRARI del día.

En fin, la playa en South Beach es hermosa, con arena blanca y agua azulina. Aprovechamos en tomarnos muchas fotos ahí y nos quedamos sentadas disfrutando de la vista y del clima. Después de unos 20 minutos caminamos un poco por el atractivo de South Beach, que son las tiendas y los restaurantes.

South Beach, sin filtro.

South Beach, sin filtro.

South Beach

South Beach

En serio estaba distraída.

En serio estaba distraída.

Para regresar al aeropuerto hay un paradero cerca a la tienda 7-Eleven y Cvs pharmacy, nuevamente el pasaje esta $2.65 y no te da cambio. El regreso si nos tomó más tiempo por el tráfico de las 7 de la noche, típico tráfico que al menos en Lima existe. Llegamos al hotel, ya cansadísimas, nos duchamos y antes de la media noche las tres estábamos en los brazos de Morfeo.

El segundo día, tomamos desayuno a las 8 a.m., nos alistamos y para las 10 ya estábamos listas para salir. Ese lunes 25 era el "Memorial's Day" (Día de los Caídos), un feriado que se celebra el último lunes del mes de mayo, para conmemorar a los soldados americanos que fallecieron en los combates en donde éste país participó. Por lo que decidimos movilizarnos en taxi ese día porque no teníamos tanto tiempo para esperar los buses. El taxi allá funciona con el taximetro y te cobra por milla recorrida, ten en mente que un taxi te va a cobrar más de $15 en cualquier carrera, porque las distancias son un poco largas. Nuestra primera parada fue Walmart, ubicado en el Doral. Aquí es ideal comprar los típicos encargos para los amig@s, sobrin@s, herman@s porque encuentras lo principal: Los dulces y las vitaminas (como Centrum, Glucosamina).  Ah, para esto compré un conservado de frutas enlatadas, muy mala idea. No recuerdo la marca, pero recuerdo que me costó 97 centavos de dólar; el sabor estuvo horrible; cero recomendado. Después de casi 1 hora y media, y casi 80 dólares, nos movilizamos en taxi hacia el Dolphin Mall. El taxi nos cobró 19 dólares y llegamos en 10 minutos.

Si en tu caso estás planeado comprar bastante, como nosotras, te recomiendo que lleves una (o dos) maleta grande de ruedas para que guardes tus compras. En el mismo centro comercial alquilan carritos para que uno compre más cómodo. Bueno, no te voy a nombrar qué tiendas hay en este centro comercial, es realmente enorme, por lo menos 4 horas (y eso...) para revisar bien lo que venden ahí. Disfrútenlo, es bastante moderno y tiene muchas, muchas ofertas. (http://es.shopdolphinmall.com/)

               Dolphin Mall: - 11401 NW 12th St, Miami, FL 33172

Cerca al Dolphin Mall queda el "International Mall", es también grande pero los precios son un poco más elevados a comparación del primero. Lo bueno de este International Mall es que hay menos cantidad de personas, por ende, es más tranquilo hacer compras. (http://www.simon.com/mall/miami-international-mall)

                International Mall: - 1455 NW 107th Ave, Doral, FL 33172.

Terminamos de comprar más o menos a las 5pm y nos fue a recoger un amigo, del centro comercial hacia el hotel. Ya en el cuarto cada una ordenó sus compras y sacamos nuestras cuentas; nos bañamos, fuimos a comer a McDonald's y descansamos por ese día en la piscina del hotel.

Hotel: La Quinta Inn North Miami

Hotel: La Quinta Inn North Miami

El tercer y último día, bajamos a tomar desayuno a las 0800am, nos alistamos y a las 1030a.m. ya estábamos en el lobby esperando para que nos lleven al aeropuerto. El hotel nos cobró un total de $201.15, que es un aproximado de 33.5 dólares por noche cada una. El shelter nos dejó en la terminal internacional de American Airlines, terminamos de registrarnos, fumé un par de cigarritos y después de 2 horas estaba sentada de regreso a Lima, la gris.

Yo, Helen y Jenifer.

Yo, Helen y Jenifer.

Fotos: Jenifer Trujillo.

2 Comments