Al pie del nevado Chacraraju, a 4.700 msnm, se encuentra escondida una laguna de color turquesa, rodeada de rocas y bastante fría. "Hemos llegado al paraíso", dice nuestro guía emocionado.

La Laguna 69, es uno de los lugares más hermosos que he visitado dentro de nuestro país. Muchas personas se preguntan ¿qué tiene de bueno el trekking a esta laguna en Huaraz? Aquí te contamos nuestra experiencia:

02_Huaraz.jpg

Cuando decidimos, junto a mi hermano y un grupo de amigos, escapar de Lima por un fin de semana a Huaraz, mi principal motivación era conocer la Laguna 69. Había visto innumerables fotografías en Instagram y en otros blogs de viajes, que las ganas y expectativas incrementaban día a día. Luego recordé que esta misma sensación la tuve antes de realizar la caminata a Vinicunca, la montaña arcoiris en Cusco (puedes leer la divertida experiencia aquí) y tuve miedo de tener expectativas tan altas para este nuevo destino. Pero viajar se trata de eso, de dejarte sorprender, de descubrir, de perderte y de encontrarte.

Nos despertamos muy temprano, un bus nos recogía de nuestro hostel para llevarnos, junto a otro grupo de personas de diferentes países, a uno de los trekking más reconfortantes de mi vida. La primera parada fue en Yungay, un pueblo que tras el terremoto de la década del 70 en el Perú desapareció por un alud que cubrió toda la población. En esta parada solo desayunamos por lo que no tuvimos la oportunidad de conocer más de este interesante pueblo y todo lo que esconde.

IMG_7801.JPG

La segunda parada fue la laguna Chinancocha, ubicada dentro del Parque Nacional Huascarán, en esta laguna solo estuvimos 15 minutos, suficiente tiempo para tomar un par de fotografías y buscar nuevamente refugio dentro del bus por el frío.

Estoy para modelo. Modelo de radio.

Estoy para modelo. Modelo de radio.

La tercera parada fue Cebollapampa, el punto de partida del trekking a la Laguna 69. Un dato interesante de esta caminata es que aquí no hay caballos que te den un "aventón", según nuestro guía, en cada grupo de personas compuesto por 30 personas aproximadamente (por guía) 10 a 15 personas no llegan a tiempo a la Laguna 69.

Iniciamos la emocionante caminata con mucha energía y un radiante sol. Tras unos minutos de caminata, se empezó a sentir la pesadez de la altura y la poca aclimatación que teníamos (habíamos llegado de Lima unos días atrás).

Después de caminar por zigzagueantes caminos entre colinas verdes e imponentes glaciares, el cansancio se hizo evidente en muchos de los entusiasmados "caminantes". Un primer sentimiento de esperanza aparece cuando, después de más de una hora de caminata, llegas a la Laguna 68. Sin embargo, esta "esperanza" se te es arrebatada cuando te cuentan que falta la mitad del camino.

10.png

Mil paradas para recobrar el aliento después, empecé a sentir ganas de querer abandonar el trek, hambre, insolación y un poco de dolor de cabeza, pero el orgullo pudo más. Luego de 3 horas de caminata y casi sin piernas, llegamos finalmente a una hermosa laguna de color turquesa unida por una cascada a un imponente glaciar blanco.

El cansancio, esta vez, si valió la pena. Me senté a admirar esta hermosura de paisaje, hasta con ganas de llorar por la belleza y mística del lugar (Lo sé, soy un romántico sin causa). Empezamos intentar retratar en fotos la hermosura de este lugar, pero ninguna foto le hizo mérito.

DSC_8597.JPG

Cuando nuestro guía empezó a indicar que debíamos hacer la caminata de regreso (sí, otra vez caminar por horas), me armé de valor gracias a Kiyoshi y me lancé a la laguna para confirmar lo que muchos decían: ¡ES MÁS FRÍA QUE EL CORAZÓN DE TU EX! 

Me cambié rápido e inicié fresco la caminata de regreso. Llegamos al bus con un dolor de cabeza insoportable por el esfuerzo físico en altura, cansados pero contentos de haber podido lograr ver este "oasis" de la cordillera del Perú.

Sin duda el trek de más de 5 horas (ida y vuelta) a la Laguna 69 te hace amar la vida, te hace dudar de tus capacidades de lograr lo que tanto quieres, te obliga a empujar un poco más para alcanzar el destino y luego de tanto esfuerzo, te recibe con un glorioso paisaje que no deja indiferente a nadie.

Si necesitas un fin de semana fuera de Lima para hacer algo diferente y memorable, te recomendamos que vayas a la Laguna 69. Aprobado.

El Team L69

El Team L69

Acá te dejamos unos datos y tips para que no la pases mal durante la caminata:

  • Costo del tour por persona: S/40 aproximadamente.
  • La noche anterior, procura dormir bien. Necesitarás toda la energía posible para la caminata.
  • Bloqueador, Lentes de sol, Gorra y ropa cómoda para caminar.
  • Snacks y frutas para cuando te de hambre. En serio, necesitarás algo de comer.
  • Agua, mucha agua.
  • Lleva ropa de baño, vale la pena meterte un chapuzón a la laguna.

Eso es todo, estás listo para esta aventura. ¡Buen viaje!

4 Comments