Muchos habíamos escuchado de Marcahuasi, un bosque de piedras ubicadas cerca a Lima, pero pocos nos hemos dado la oportunidad de realmente conocer esta meseta llena de misticismo y sus historias de “otro mundo”.

Marcahuasi es una atracción turística ubicada, sobre los 4000 msnm, en Lima que se hizo popular cuando una estudiante peruana fotografió en 1982 a un extraterrestre y la revista Oiga la publicará en su portada y cuando, gracias a las redes sociales, un video subido a YouTube en el 2010 captó a un supuesto gigante en la meseta.

Las principales atracciones de la meseta son las formaciones pétreas que se encuentran en ella, las cuales tiene formas de animales y humanoides. También es conocido por ser un centro energético y lugar perfecto para los avistamientos de ovnis. #NoVimosNada

Visitamos Marcahuasi por un fin de semana (sábado y domingo), en el mes de mayo.

¿Cómo fue el trip?

Nuestro viaje empezó a las 05:30 a.m. en el cruce de la Av. Venezuela y Faucett en el distrito de San Miguel. A bordo de los populares “Chosicanos”, emprendimos un viaje de dos horas con destino a Chosica. (S/.4)

En Chosica, nos bajamos en el Parque Echenique, paradero de las cousters que nos llevarían a San Pedro de Castas. Sin embargo, antes fuimos a desayunar a una juguería que estaba en el mismo parque ya que teníamos aún un viaje de tres horas por delante.

Luego de asegurar nuestros asientos y equipaje en la couster, iniciamos el trayecto hacia San Pedro de Castas. Los paisajes en este tramo son muy típicos de la Sierra del Perú, el carro avanza por una pequeña carretera/trocha al lado de impresionantes abismos en casi todo el recorrido. La primera (y única parada) del viaje es en Huinco, un pequeño pueblo que ofrece servicios higiénicos (S/ 0.30) y abarrotes para soportar la hora y media de camino que resta.

Después de varias curvas y unas cuantas “cabeceadas” llegamos a San Pedro de Casta, pueblo de aproximadamente 500 personas que se encuentra en la base de la meseta de Marcahuasi, son los mismos pobladores quienes se encargan de la gestión turística de una de las maravillas del Perú. Tras bajar del carro, aproximadamente al medio día, buscamos un lugar donde almorzar y refugiarnos del sofocante sol. Escogimos un restaurante en la plaza central, donde nos atendieron muy amablemente, y pedí una milanesa con papas y arroz (mala decisión porque en altura la digestión funciona diferente) por S/ 10.

Para subir a Marcahuasi se tiene que pagar un derecho de ingreso, este dinero se usa íntegramente para el mantenimiento de la atracción turística. Existen diferentes formas de subir a la meseta. Aquí se las detallo un poco y luego continuamos con la historia:

  •     A pie: La subida a pie es una de las más gratificantes formas de subir a Marcahuasi (me han contado). El tiempo estimado es de 4 horas, dependiendo del ritmo y la ruta que tomes. La ruta larga bordea la montaña y llegas directo al Anfiteatro; la corta se pasa por la Cabaña de Daniel Ruzo, arqueólogo que le dedico su vida al estudio de este lugar. Ambos caminos ofrecen vistas espectaculares, dignas del respectivo selfie para Snapchat.
  •     A caballo: Por S/ 20 puedes tener la experiencia de subir en el lomo de un caballo. La subida te tardará un aproximado de 2 horas y media. Sin embargo, si estás llevando todos tus implementos para acampar, tendrás que alquilar un burro para que cargue tus equipajes (S/ 20 adicionales).
  •     En carro: (S/ 10) Esta es la manera más sencilla de subir. El carro se demora unos 40 minutos en llevarte hasta un cierto punto de la montaña, puesto que a la meseta no pueden ingresar vehículos. De ahí, se tiene que subir 1 kilómetro a pie para llegar al Anfiteatro.
  •     Burro: Ya sea que subas a pie o en caballo, lo más recomendable es que alquiles los servicios de un burro para que cargue tus cosas hasta la meseta.(Solo carga equipaje / S/20)

Nosotros optamos por subir en carro, queríamos aprovechar el día lo más que se podía ya que después del atardecer todo es oscuro en el Bosque de Piedras. Al llegar al paradero de los carros, empezamos la “sencilla” subida de un kilómetro hasta Marcahuasi con todo nuestro equipaje. ¿Sencilla? ¡Mentira! La subida es durísima y eso que solo tuvimos que subir “10 cuadritas”. Luego de llegar al Anfiteatro vuelves a perder el aliento y esta vez no es por cansancio, si no por asombro. El Anfiteatro de Marcahuasi es la zona de camping y está rodeada por imponentes rocas que protegen a los viajeros del viento.

Apenas llegamos (04:00 p.m.), empezamos a armar las carpas y dejar todo ordenado para la noche. Una vez listos aprovechamos para darnos una vuelta por los alrededores. Tuvimos la suerte de pasar la puesta de sol cerca a uno de los miles abismos, la vista es impresionante. Realmente, te quita el aliento. Después del atardecer, tuvimos unos minutos para regresar al campamento, puesto que, de noche es peligroso estar caminando en un bosque de piedras con cientos de precipicios por obvias razones.

"Tómame una foto como si no me diese cuenta"

"Tómame una foto como si no me diese cuenta"

Al llegar a nuestras carpas, tuvimos tiempo para descansar, prender la fogata y ABRIGARNOS. La temperatura bajó muy rápido, haciéndose bastante dura. A las 09:00 p.m., luego de cenar, decidimos dormir para podernos despertar temprano y tener más tiempo para recorrer el lugar. La noche fue tan fría, que cada 30 minutos nos despertábamos por lo insoportable que era. Al final, el cansancio nos permitió dormir al menos un par de horas.

El domingo amaneció frío pero soportable, alistamos todas nuestras cosas y las enviamos con un burro al pueblo. Mientras tanto, aprovechamos a alejarnos lo más que pudimos del anfiteatro. Llegamos hasta la Laguna Cachucachu, una increíble laguna que según los locales nunca se seca. Luego conocimos el Infernillo, una grieta de roca que según las leyendas dicen que cualquiera que se atreva a entrar será tragado y permanecerá atrapado dentro de la tierra.

Luego de 4 horas de caminata, entre enormes piedras y fascinantes paisajes, era hora de bajar hacia San Pedro de Casta para almorzar y no perder el último colectivo que te lleva de regreso a Chosica (el último colectivo sale a las 2pm). La bajada, al igual que la subida, la puedes hacer de diferentes maneras. Nosotros decidimos bajarla a pie y nos demoramos un aproximado de 3 horas con bastantes paradas para beber agua y recuperar el aliento. #NoEstábamosConFísico

"La Rana"

"La Rana"

DATOS DE INTERÉS

PRESUPUESTO

  • Marcahuasi es un destino turístico bastante accesible, en total, yo gasté S/110 incluyendo pasajes ida-vuelta, comidas y otros gastos.

MEJOR TEMPORADA

  • De Mayo a Noviembre. (Diciembre, Enero, Febrero y Marzo es temporada de lluvia)

RECOMENDACIONES ÚTILES

  • Para la helada noche en Marcahuasi:
    • Carpa de montaña. Las de playa no son recomendables.
    • Ropa abrigadora. Guantes, chalina, chullo, doble media gruesa, casacas.
    • El sleeping bag no será suficiente. Te recomendamos que lleves una frazada por si acaso.
  • Si quieren hacer una fogata, compren la leña en San Pedro de Castas.
  • Para la caminata en Marcahuasi:
    • Agua, mucha agua.
    • Las botas de montaña son la voz.
  • Lleva bolsas de basura y papel higiénico.
  • Sorocjhi pill y mate para el mal de altura ;)
  • En San Pedro de Castas no hay pago POS o Cajeros de bancos. Lleven efectivo.

UN DATO ADICIONAL

Conversando con algunos locales me comentaron que el Estado está invirtiendo poco a poco en la infraestructura de Marcahuasi. Al parecer, quieren repotenciar este destino muy cerca a Lima y una de las medidas que se tomarían es que ya no se pueda acampar en el Anfiteatro. Algo que, en realidad, le quita mucho feeling al destino.

¿Y tú ya visitaste Marcahuasi?
¿Qué otros datos interesante podrías aportar? :)

Comment